jueves, 14 de marzo de 2013

Un manuscrito egipcio describe a Jesús cambiando su aspecto

manuscrito copto apócrifo


Un manuscrito egipcio escrito en lengua copta  de 1200 años de antigüedad y que  fue  recientemente traducido, relata una historia de la crucifixión de Jesús que se aparta significativamente de los textos tradicionales.

Este texto, entre otros cincuenta y cinco, fueron encontrados entre las ruinas de del  Monasterio Arcangel Miguel del desierto cerca de Al Hamuli, en Egipto en 1910 por unos pobladores de la zona mientras realizaban unas excavasiones.  Este templo habría sido abandonado en el siglo X , los monjes habían enterrado los manuscritos en una tina de piedra para su custodia.

manuscritos coptos Monasterio Miguel Arcangel
Encuadernación de los casi 60 manuscritos del Monasterio Miguel Arcangel , Al Hamuli

De acuerdo con el historiador Roelof  Van den Broek de la Universidad de Utrecht, quien tradujo el manuscrito, el mismo fue escrito en nombre de San Cirilo de Jerusalém, santo del Siglo IV.
Entre otras afirmaciones apócrifas, describe que Jesús cenó con Poncio Pilatos antes de la crucifixión, y había ofrecido a su hijo para que puedan matarlo en su lugar. Por esto, Jesús le bendice y a toda su casa ya que había demostrado buena disposición hacia él. Jesús entonces le demuestra que él también puede escapar si él elige esa opción. En ese momento, Pilato mira a Jesús y se transforma en un ser incorpóreo. 

En las iglesias coptas egipcias y etíopes, Pilatos es considerado un santo.Lo cual explica la representación comprensiva del texto, indica Van den Broek.

En otra parte del texto,donde  muestra que  Judas, utilizó el beso  a Jesús para  identificarlo ante los que venían a arrestarlo porque estaba constantemente cambiando de forma o aspecto.


"Entonces los Judios le dijeron a Judas: ¿Cómo vamos a detenerle[Jesús],  porque él no tiene una sola forma, sino que su apariencia cambia a  veces es rojizo, a veces es de color blanco, a veces es de color rojo, a veces es de color trigo , a veces es pálido como los ascetas, a veces él es un joven, a veces un hombre viejo ... "

Esto lleva a Judas a sugerir el uso de un beso como un medio para identificarlo. Si Judas hubiera dado los que venían a arrestarlo una descripción de Jesús podría haber cambiado de forma. Al besar a Jesús Judas le dice a la gente exactamente quien es.

Van den Broek agrega que si bien para el siglo V la Biblia había sido ya canonizada, estos relatos apócrifos siguieron siendo populares entre los cristianos coptos mucho tiempo después.

El manuscrito se encuentra en exhibición en el Morgan Library & Museum en Nueva York.

Fuente: Archaeology.org
            Livescience.com
Imágenes: qantara-med.org
                archeology.org

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Bienvenido y gracias por tu comentario. En breve será publicado